Los empleados deciden en qué idioma publican sus entradas.
Puedes encontrar más contenidos seleccionando el idioma inglés en el enlace superior.

Expectativas de evolución en los buscadores

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (Votos: 9. Media: 3,33/5)
Loading ... Loading ...

Las búsquedas pueden pasar por una funcionalidad humilde frente a otros servicios con un mayor despliegue de recursos e interactividad. A fin de cuentas, el interface de Google es un ejemplo de simplicidad, y frente a él, los nuevos servicios y aplicaciones son cada vez más complejos, coloristas y llenos de recursos gráficos.

Pero esa sencilla ventana de búsqueda está detrás de los mayores lanzamientos empresariales de los últimos años. Si Google ha llegado a ser lo que es, es gracias a su sistema de búsquedas; Yahoo! también debe mucho a su -desde nuestra perspectiva- primitivo sistema de catálogo. Y no son los únicos.

Motores de búsqueda

Esas simples ventanas de entrada de texto con su botón “Buscar” esconden algoritmos muy complejos, grandes sistemas de respaldo, enormes cantidades de recursos puestos al servicio de usuarios que no pagan por acceder a servicios de gran calidad. No pagan directamente, claro está, pero sí por medio de la ubicua publicidad que ha convertido a los buscadores en los pilares de la rentabilidad en Internet.

La mejora de los servicios de búsqueda es una especie de “guerra fría” en la que se están invirtiendo considerables recursos, y se realizan mejoras dramáticas, aunque externamente todo siga igual: la misma caja de entrada de texto, la misma lista de resultados. La preeminencia como buscador ha dado a Google el tamaño y músculo de que disfruta ahora, por lo que hay muchos a su alrededor tratando de heredar su corona. Eso hace que la propia Google dedique buena parte de su inversión a mejorar lo que ya sabe hacer mejor que nadie. Si las previsiones se cumplen, el volumen económico tras las búsquedas de Google puede acabar superando al que supone Office para Microsoft. Ambos con vocación monopolística, ambos muy lucrativos, ambos incrustados en nuestras vidas hasta extremos difíciles de creer hace unos poco.

En los dos últimos años se han ido definiendo tecnologías y tendencias en el mundo de las búsquedas que ahora se están haciendo realidad. Esas nuevas técnicas podrían suponer una mejora dramática en las búsquedas, y provocar cambios en el lucrativo primer puesto de este competitivo mercado. A continuación, vamos a revisar someramente algunas de las principales tendencias en el mundo de las búsquedas.

Búsqueda semántica. La extracción del significado para adquirir un mayor nivel de abstracción se presenta como el Santo Grial de las búsquedas. Cuando se puede extraer, abstraer y manejar el significado de los objetos indexados, las búsquedas pueden afinarse mucho más que con los mecanismos convencionales. Sin embargo esa es sólo una parte del problema: también hay que ser capaces de extraer el significado (y aún diríamos que la “intención”) de lo que quiere decir el usuario.

Aunque la tecnología semántica se presenta como el elemento clave en la evolución de la Internet del futuro (incluso se propone como el sustrato sobre el que se asentaría la llamada Web 3.0), aún es difícil encontrarla en servicios reales. Todos aquellos que claman basarse en el uso de tecnología semántica, se dedican a mercados verticales, muy orientados a aplicaciones muy concretas como la búsqueda de personas (como Spock), sin que los resultados sean tan espectacularmente precisos como cabría esperar.

Los buscadores verticales, especializados, y centrados en un tipo concreto de contenidos están tendiendo un gran desarrollo, aunque por su propia naturaleza es difícil que supongan una alternativa generalista.

La semántica de las búsquedas puede tener su origen en dos fuentes distintas. La primera es la evolución natural de los algoritmos de indexación y catalogación de contenidos. Es decir, se trata de potenciar aún más la automatización del tratamiento de la información, lo que llevaría a que buena parte de la comunicación en Internet sea entre máquinas y no entre personas. Esta es la visión de (Sir) Tim Berners-Lee, compartida por buena parte de la industria, una distopía de vigilancia permanente y automatizada, capaz de conocer todo sobre las personas, e incluso de anticiparse a sus acciones.

Búsqueda personal. En el otro extremo está la tendencia hacia incorporar un matiz más humano en las búsquedas. En realidad es basa en que el análisis y clasificación semántica se realicen por medio de personas, o al menos complementado con su visión. Se trata de una acción que tiene relación con la llamada Inteligencia Artificial Artificial, que pone a personas reales a realizar procesos generalmente mecanizados insatisfactoriamente: desde clasificar imágenes, hasta interpretar el sentido de la búsqueda de un usuario. Con las limitaciones propias de un sistema con una fuerte componente manual (por ejemplo, una menor escalabilidad), ejemplos como Mahalo están para demostrar las carencias de los algoritmos automáticos.

El etiquetado es una primera acción que ayuda a una clasificación más precisa. La anotación, el comentario sobre contenidos (como el reciente ejemplo de Google Reader) amplia los horizontes del análisis automático partiendo de acciones personales.

El matiz personal en las búsquedas está siempre presente en el análisis de la interacción de los usuarios que da lugar a la generación automática de perfiles, y la inclusión de recomendaciones. La corrección de resultados en función de la reacción y preferencias abre la puerta a otra modalidad que combina uno de los movimientos más poderosos en la red:

Búsqueda social. Los principios de esta modalidad son la identificación de perfiles afines a partir de la red social (amigos, conocidos, otras personas con intereses similares) y modular los resultados de acuerdo con las acciones previas de los miembros de esa red. Se trata, como se ve, de una forma de complementar los algoritmos con un matiz personal, si bien en este caso el toque humano tiene una procedencia más diluida. Google, aparentemente investigando en esta línea, no ha creado una red social alternativa, pero sí trabaja en herramientas de identificación y análisis de la red de un usuario. Otras herramientas tratan de construir automáticamente (y no explícitamente) esa red, partiendo del análisis del intercambio de correo, por ejemplo. Esas redes sociales implícitas, y generadas por medio de algoritmos, pueden ser la pieza que ayude a complementar a los sistemas automáticos y de gran capacidad aunque aún con pobre calidad.

Búsqueda y referencia. Es difícil encontrar un término que defina esa combinación de Wikipedia y Google que para muchos tiene el potencial de cambiar el mundo de las búsquedas. Wikipedia tiene una enorme cantidad de información, generada por sus propios usuarios, y que pese a polémicas, disputas y controversias, es asumida como una fuente de referencia por muchísimas personas. ¿Y si las búsquedas mostraran no miles de resultados que exigen una labor adicional de investigación y depuración, si no que apuntaran a resultados completos, elaborados y sintetizados como los de la Wikipedia? Para muchos usuarios este escenario define a la herramienta que están esperando.

Wikia Search o Wikiasari sería un movimiento en este sentido, proporcionado un sistema de búsquedas apoyado fundamentalmente en los contenidos de la Wikipedia. El servicio Knol de Google, aún en construcción, sería una respuesta en forma de una Wikipedia con autores reconocidos y contenidos fiables. La principal limitación está en el volumen de información, ya que es imposible competir con expertos a la legión de voluntarios que contribuyen en la Wikipedia. Cuando se haga público podremos valorar lo acertado de este concepto, nada novedoso si consideramos otras “enciclopedias” en la red, como Encarta o la versión electrónica de la Britanica.

Otros frentes en el desarrollo de las búsquedas tienen que ver con el lenguaje natural y la traducción automática de contenidos. En ambos Google está haciendo una fuerte inversión dada su vocación de servicio global. La traducción automática ampliaría notablemente los contenidos disponibles, y un lógico movimiento de futuro ahora que el país con más usuarios conectados es China, y cabe esperar una reducción en el peso relativo de los contenidos en inglés. Sin embargo, la traducción automática tiene un largo y frustrante historial y ha engullido enormes inversiones sin alcanzar resultados satisfactorios. El factor diferencial introducido por Google (el análisis comparativo de una enorme base de textos en varios idiomas) es muy novedosa y siendo realistas algo que sólo está en manos de este empresa.

El lenguaje natural mejora las posibilidades de interacción con el usuario, y cuando se trata de la interpretación vocal amplía los horizontes de las aplicaciones preparando su salto al móvil y entornos donde el uso de pantallas está muy restringido, como en el caso del coche. A día de hoy, los proyectos de lenguaje natural y traducción automática son los que están recibiendo más atención en Google Research.

La presentación de los resultados es otro área de mejora. Si bien es cierto que aparentemente se sigue manteniendo la misma simplicidad a la hora de presentar resultados, en realidad se han ido introduciendo cambios significativos. Para empezar es cada vez más frecuente la integración de resultados de distinta naturaleza como imágenes, vídeos, noticias o artículos de blogs. Se añade información adicional como thumbnails de las páginas referenciadas, o términos complementarios y etiquetas que ayudas a valorar el resultado que se ofrece. Google está experimentando con vistas alternativas que permiten localizar puntos geográficos relacionados con los términos, o delimitar las fechas.

Otros experimentos más rupturistas con los interfaces han sido protagonizados por Microsoft, incorporando avatares que atienden al usuario.

Búsqueda móvil. Las limitaciones de interface de los teléfonos móviles han hecho que se hayan construido páginas adaptadas a estos dispositivos (si bien la tendencia actual es a ofrecer una similar experiencia de navegación en PC y móvil), y se haya usado el texto predictivo y los interfaces vocales para la entrada de información. Sin embargo buena parte de los teléfonos móviles cuenta con un dispositivo adicional de entrada de datos al que se puede sacar mucho partido: la cámara. Más allá del uso códigos de barras, códigos QR, o los Bidi de Movistar, las funcionalidades de reconocimiento de imágenes permiten a obtención de información asociada a la portada de un disco o un libro (e incluso desencadenar la compra). Los servicios experimentales de realidad aumentada van en esa dirección: utilizar la cámara como entrada de datos para localizar información asociada al contenido de la imagen captada.

El mundo de las búsquedas está inmerso desde hace años en un profundo proceso de innovación. Las inversiones que acometen los distintos agentes implicados son enormes, pero también lo es el premio para que el consiga el favor del público: el cetro que ostenta desde hace años y de forma indiscutible Google.

Citando a:

Compártelo en :

Compartelo en Tuenti Compartelo en Facebook Compartelo en Twitter

Comentarios

4 Comentarios to “Expectativas de evolución en los buscadores”

  1. Leo Borj on mayo 19th, 2008 %H:%M 01Mon, 19 May 2008 01:08:45 +000045.

    Respecto a las búsquedas ‘social’ y ‘personal’, manifiesto mis dudas. La búsqueda valiosa es la que aporta información, en es sentido ‘informático’ del término. Si un ‘rapero’ (perfil ‘descubierto’ por análisis de su gmail) teclea ‘discotecas’ e ‘inteligentemente’ el ‘buscador personal’ le informa en primer lugar de las discotecas raperas, probablemente no le aporte ninguna información, las raperas se las sabe todas, aunque sean de otra ciudad (como bien diría Shannon, en verano hace calor … menuda información).

    El reto no es sencillo y siempre habrá que saber preguntar. Recordemos el antiguo ‘rubish in’ – ‘rubish out’, pues en buscadores es de aplicación el refranero, ‘a preguntas necias, respuestas sordas … ‘

    Por cierto ¿hay discotecas raperas?

  2. Alonso Alvarez on mayo 19th, 2008 %H:%M 07Mon, 19 May 2008 07:43:09 +000009.

    Tiene sentido lo que dices, aunque curiosamente es así. En mi experiencia, sólo ocasionalmente he visto recomendaciones cruzadas (si sé que eres hombre y con edad de estar casado, te anuncio colonias de mujer cuando se acerca San Valentín), en el resto de los casos se insiste en lo que debería interesar a tu perfil.
    Entiendo que se trata más de una cuestión de Marketing y segmentación que técnica.

  3. Buscadores 2.0 : La Cofa - Blog de Vigilancia Tecnológica on junio 13th, 2008 %H:%M 12Fri, 13 Jun 2008 12:29:19 +000019.

    [...] otros posts de La Cofa ya se han analizado las expectativas de evolución de los buscadores. Se analizó una posible evolución hacia búsquedas semánticas, en las que se pretende extraer [...]

  4. Realidad aumentada en videoconferencia : La Cofa - Blog de Vigilancia Tecnológica on junio 19th, 2008 %H:%M 07Thu, 19 Jun 2008 07:43:27 +000027.

    [...] “U-Tsu-Shi-O-Mi, sistema de realidad aumentada diseñado por NTT DoCoMo” y “Expectativas de evolución en los buscadores“) Tags: publicidad, realidad aumentada, Telefonica, [...]

Deja un comentario