Los empleados deciden en qué idioma publican sus entradas.
Puedes encontrar más contenidos seleccionando el idioma inglés en el enlace superior.

El futuro de la Web y la Web Science

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (No valorado aún)
Loading ... Loading ...

Technology Review ha publicado un curioso artículo (“The Future of the Web“) en el que pide a trece personas distintas una breve visión del futuro de la Web de aquí a unos cinco o diez años. Claro está, no se trata de trece personas cualquiera, si no de aquellas que podríamos calificar como “opiniones autorizadas”: desde los ubicuos Tim Berners-Lee y Vinton Cerf (que de creadores del WWW y TCP/IP han pasado a “evangelistas” casi universales sobre Internet), Richard Stallman (Linux), Bjarne Stroustrup (C++) a personas menos conocidas pero también influyentes como la presidenta de Six Appart, el CEO de Salesforce, o el director del India Times.
Las opiniones recogidas (y los comentarios, también destacables), aún en su brevedad, contienen visiones singulares, originales y ricas. Por ejemplo, Cerf tiene una visión continuista: alta velocidad, IPv6 implantado, móviles mayoritariamente conectados, IPTV y hogares conectados con dispositivos que se descubren e interactúan automáticamente.

Stallman habla del Gran Hermano, y la pérdida de control sobre aplicaciones y datos. Una visión distópica también compartida por Stroustrup: fin de la privacidad y facilidades para quienes van a medrar con nuestros datos. Esta pérdida de privacidad será en parte inducida por nosotros mismos al tender a publicar buena parte de nuestra vida (Trott, de Six Appart).

Los estándares abiertos, el software multiplataforma, y las APIs basadas en OpenSocial, microformatos y otros estándares abrirán nuevas posibilidades a los programadores (Culver, de Pownce). Una visión no compartida por todos, ya que se defiende el abandono de los estándares (Zittrain, autor de “The Future of the Internet–and How to Stop It“) como medida contra las amenazas mencionadas, a menos que se garantice una continuidad en las plataformas y sus ecosistemas.

El desarrollo software cambiará además por la capacidad de la red para la desintermediación, tal y como ha hecho con los contenidos y el comercio (Benioff de Salesforce), lo que sería potenciado por las plataformas capaces de soportar un modelo cloud computing de aplicaciones de negocio.

El acceso a Internet cambiará radicalmente debido a la movilidad y el abandono del PC (Pearce, de dotMobi). El móvil será el medio usado por Internet para introducirse en mercados tan peculiares como el africano, aunque dependerá de la aparición de dispositivos accesibles para sus potenciales clientes (Hersman, de Whiteafrican). En otros sitios, la web romperá las tradicionales barreras impuestas por el control gubernamental de la información (Nanabhay, de Al Jazeera), y veremos versiones locales, incluso de lenguajes y plataformas, para otros mercados (Hira, de Indian Times).

La extrema movilidad vendrá de la mano de implantes cerebrales directos (Abrams, Socializr), que haran todo más fluido e inmediato.

He dejado para el final a Tim Berners-Lee. Su visión tiene mucho de utopía social (Internet llega a todas partes y ayuda a aliviar la pobreza), política (apertura al público de las bases de datos gubernamentales) y evolución tecnológica (uso de la voz, accesibilidad). Pero sobre todo apuesta por ver funcionando una Web semántica real como parte de una ola de progreso y creatividad en la red.

Otro motivo para dejar al final a TBL, es hablar de “Web Science” (webscience.org), una iniciativa que apadrina junto a un nutrido grupo de personajes relevantes del WWW, y sobre la que se publica un número especial en la “Communications de la ACM” de este mes (en “Web Science: An Interdisciplinary Approach To Understanding the Web“, ¡gracias Xavier por los comentarios!).

Con una orientación más social que técnica, el propósito de la Web Science es la comprensión de lo que supone realmente la web, ayudar a su desarrollo técnico, y asegurar el acceso a los beneficios sociales que representa.

Se trata de una visión de la web como una entidad con vida propia, y que evoluciona y crece de forma independiente, por lo que merece ser estudiada como un fenómeno aparte. Hay una entrevista reciente tras su paso por la Campus Party (Tim Berners-Lee: “La web es la humanidad conectada por la tecnología”) en la que se resume su visión sobre lo que nos deparará la evolución futura de la WWW de la que se le considera “padre” fundador.

Web 2.0 y Web 3.0 para empresas: de los datos al conocimiento

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (Votos: 6. Media: 2,33/5)
Loading ... Loading ...

El descenso en el precio de los sistemas de almacenamiento, la mayor complejidad de los procesos, las necesidades de conocer mejor a los clientes…, está provocando que la cantidad de datos que almacenan las empresas aumente exponencialmente. Tanto es así que en muchas ocasiones navegar por los datos se vuelve en una tarea complicada, que nos lleva una gran cantidad de tiempo, para muchas veces no conseguir nuestro fin a pesar de que la información se encuentre disponible en los sistemas.

Todos damos por hecho que nos encontramos en la era de la información y que la empresa que maneje mejor sus flujos de información y que sea capaz de contextualizar esta información para las distintas situaciones, conseguirá una gran ventaja sobre las demás. Por tanto, el objetivo de transformar los “datos” en “conocimiento”  es uno de los grandes retos a los que se enfrentan las empresas hoy en día.

En primer lugar merece la pena ahondar en el concepto de conocimiento:

Existen dos tipos de conocimiento ( Nonaka & Takeichu, 1995): conocimiento tácito, que reside en las percepciones y comportamiento de los seres humanos; y conocimiento explícito  que es publicado, estructurado, externalizado y conciso.

El problema reside en que gran parte del conocimiento se encuentra solamente en las cabezas de los empleados (sus experiencias, sus impresiones se encuentran almacenadas sólo en su cerebro), por lo que aún siendo muy interesante en muchas ocasiones no es utilizado en otras partes de la organización cuando se necesita. Para difundir este conocimiento tácito entre diferentes partes de la organización, muchas empresas optan por rotar al personal entre departamentos.

La gestión del conocimiento es especialmente importante en las organizaciones basadas en proyectos, en las que un grupo de personas colaboran durante un tiempo, para después deshacerse y formarse nuevos grupos. Numerosos estudios señalan que gran parte del conocimiento generado en los proyectos se pierde (Weiser & Morrison, 1998), por lo que vuelven a cometerse los mismos errores.  Algunas empresas han creado bases de datos con lo que se ha aprendido en los proyectos, así como grabaciones de las reuniones, aunque normalmente esta información no suele utilizarse (Conklin, 2001).

Las aplicaciones que se agrupan con el nombre de  Web 2.0 y Web 3.0, tendrán un papel muy importante en la captación de la información, su traducción en conocimiento y su contextualización a las diferentes situaciones en las que pueda ser requerido. La siguiente figura muestra como estas herramientas pueden ser útiles en la gestión del flujo de información en las empresas:

 

 

 

Por una parte las herramientas agrupadas bajo el paraguas Web 2.0 (wikis, blogs, foros, comunidades…) pueden jugar un papel fundamental en transformar las vivencias, experiencias, impresiones… de los empleados en información  más o menos estructurada. Esta información, junto con otra información estructurada constituirá la información explícita de la empresa.

Podríamos definir las tecnologías semánticas como aquellas tecnologías capaces de extraer  el conocimiento explícito de los sistemas de información, almacenarlo, y mostrarlo de forma contextualizada en las situaciones que sea necesario.

Como se observa en esta definición se distingue entre “información” (datos agregados) y “conocimiento” (información procesada que tiene un significado). La primera misión de las tecnologías semánticas consiste en eso, procesar información y “entender” el contenido de esta información, para ello existen herramientas de análisis semántico y sintáctico. Esta información se debe almacenar en los sistemas de información de la empresa conservando el significado mediante la utilización bases de datos semánticas. De este conocimiento se extraerá información contextualizada para resolver problemas concretos de la empresa, gracias al uso de buscadores semánticos o de la contextualización semántica.

En fin, tanto las tecnologías Web 2.0 como las Web 3.0 tendrán gran importancia en captar y reutilizar el conocimiento de las organizaciones. No obstante, siempre habrá una parte del conocimiento que será  muy difícil de captar y continuará residiendo solamente en las mentes de los trabajadores:

 ”knowledge is messy; it is self-organizing; it seeks groups of people; it travels on language; it is slippery; it likes carelessness; it is in shape of experiments; it does not grow forever; it is a social phenomenon; it evolves organically;  it is multi-modal; and it requires the flow of data/information  (Allee, 1997)

Giant Global Graph, by timbl

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (No valorado aún)
Loading ... Loading ...

(por Eduado Villoslada)

En su último post, Tim Berners-Lee comenta acerca de la forma de recoger la relación entre las personas y la relación entre personas y sus intereses, como el camino a seguir para evolucionar la web (hacia la Web Semántica)

La idea subyacente lleva ya cierto tiempo sonando, es una apuesta de gran interés: tener una identidad (única) en la web, reconocible por cualquier aplicación. El ejemplo claro, no tener que indicar nuevamente todos los datos personales y establecer los contactos al darse de alta en una nueva comunidad.

Considera que el Graph ocupa el tercer nivel como capa de abstracción. Es decir:
1. Internet: enlaces entre computadoras
2. Web: enlaces entre documentos
3. Gráfico: enlaces relacionados entre las personas y los documentos.

Resulta gracioso el GGG, como superación del WWW :-)

Las tecnologías clave serían FOAF (y RDF) y OpenID

Hay cierta relación con la idea de Open Social de Google, pero parece una visión más abierta

La Web estructurada

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (Votos: 1. Media: 5,00/5)
Loading ... Loading ...

Otra visión de la Web futura (y van …): desde luego no será “3.0″ y se construirá en torno a la personalización, la semántica, y la atención (Attention, que se refiere más bien al comportamiento implícito que ese recurso del que andamos tan escasos).
Todo ello se sustentaría gracias a información estructurada, lo que nos daría una web estructurada, descrita en un reciente artículo en Read/Write Web (“The Structured Web – A Primer“) de Alex Iskold. Un artículo que ha recibido mucho ecos y comentarios favorables.
Esa Web estructurada, en la información estaría formateada de forma que sería fácilmente legible y procesable automáticamente. En el fondo está hablando del abandono del venerable HTML por formas más cercanas a XML:

Web Desestructurada y Estructurada

Cuatro serían los elementos clave que ayudarían en el cambio hacia la web estructurada:

  • Las APIs construidas para explotar externamente otros servicios. Es uno de los elementos básicos en la actual Web 2.0.
  • Aplicaciones semánticas “Top-Down” que extraen el significado del contenido convencional para generar información estructurada.
  • Microformatos y las aplicaciones semánticas “clásicas”. Los microformatos añaden estructuración a la información actual y son, desde el punto de vista del autor, un paso intermedio hacia la web estructurada procesable por aplicaciones capaces de tratar con la semántica de la información.
  • RSS como mecanismo de distribución, aunque sería un RSS extendido, enriqueciendo la estructura de los mecanismos utilizados actualmente. De esa forma, RSS podría ser la fuente para distribuir la información estructurada.

Todos estos elementos darían lugar a una Web estructurada como paso previo a la Web semántica:

Transición hacia la Web Estructurada

En opinión del autor no tiene especial importancia que el resultado final se aleje de los estándares. Una Web semántica y estructurada facilitaría el tratamiento y conversión entre formatos, algo inviable en el modelo actual. Este tratamiento automático es el que abriría las puertas a aplicaciones impensables actualmente en forma de búsquedas más efectivas, y combinaciones de servicios –mashups- muy por encima de lo que conocemos.
Eso sí, la falta de “killer applications” puede alejar esta web futura -olvidemos el término “3.0″- de los medios y el conocimiento del público.

Citando a:

¿Ya tenemos aplicaciones Web 3.0?

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (Votos: 1. Media: 4,00/5)
Loading ... Loading ...

Tan pronto como un término empieza a popularizarse, arranca la carrera por dejarlo obsoleto y encontrar un sustituto. Ahora que hasta nuestros políticos hablan de la Web 2.0 es el momento de buscar otro término que sea más de actualidad y para iniciados. La verdad es que hace un tiempo que se habla de una Web 3.0 sin aclarar muy bien su contenido. O´Reilly ("La web 2.0 es sobre …"), que ha contribuido decisivamente a popularizar el concepto de Web 2.0, cree que el nuevo salto no tiene porqué pasar por un aumento de numeral.

Después de varios vaivenes, parece que hay cierto acuerdo en que la incorporación de tecnología semántica en los servicios actuales sería el siguiente salto que de momento se ha denominado, con evidente falta de imaginación, “Web 3.0”. Siguiendo ese razonamiento, una posterior evolución con la incorporación de la Inteligencia Artificial sería la Web 4.0.

Ahora bien, ¿estamos lejos o cerca de esa web semántica que preconiza Tim Berners-Lee? Este año hemos visto varios candidatos a merecer esta etiqueta, esencialmente buscadores que usan el complemento de lenguaje natural, o aplicaciones verticales, como la búsqueda de personas.

El Web 2.0 Fall ha sido, como era de esperar, un evento muy importante, que ha reunido a la industria (al menos a la de aquel lado del Atlántico) y que ha dado mucho de sí, y sobre la que haremos una reseña pronto. Uno de los servicios presentados ha sido Twine, que rápidamente ha sido asignada a esa nueva e inminente Web 3.0.

Twine

Desarrollado por Radar Networks, Twine se ha definido como la “sabiduría de las masas unida a la de las máquinas”. El porqué de esta definición está en el modo de funcionamiento y en los fundamentos de Twine: por un lado se trata de un servicio social que permite subir piezas de información (textos, posts, ficheros, …), que Twine analiza para –y ahí está la novedad- generar automáticamente una serie de tags que definen el contenido. Estos tags pueden estar presentes en el texto analizado, o inferirse derivando información asociada a ellos (por ejemplo generar “Movistar” como tag en un texto en el que aparezca “Telefónica” y “móviles”, si hay conocimiento previo suficiente).

Los tags tienen una serie de relaciones que constituyen el llamado “gráfico semántico”. Este es otro de los elementos con los que Twine enriquece el contenido suministrado, lo que es, finalmente, su cometido. Aunque podría ser un buscador generalista encargado de indexar semánticamente toda la Web, han arrancado con el objetivo más modesto de hacerse cargo de aquellas partes que la gente considera valiosas.

Con una estructura semejante a la de una Wiki, Twine trata de establecer una “red de conocimiento” que ponga en contacto a personas de acuerdo con el conocimiento extraído de sus contribuciones. La infraestructura utilizada por Twine contiene todos los elementos propios de la Web semántica: RDF, OWL, SPARQL, o XSL.

Por cierto, y por cerrar la discusión sobre la Web 3.0, el creador de Twine (Nova Spivack, muy conocido en el mundo de la Web semántica y la IA, colaborador de Ray Kurzweil) defienden que el término “Web 2.0” representa una era y no una tecnología, de la misma forma que “punto com” define mejor el entorno económico y social que el técnico. Lamentablemente nunca ha estado en manos de los técnicos el fijar la nomenclatura de las cosas.

Citando a:

Una visión de la Web 3.0

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (No valorado aún)
Loading ... Loading ...

A cargo de Eric Smith, el CEO de Google y una voz bastante autorizada en esta industria. Partiendo del reconocimiento de que la “Web 2.0″ es sobre todo un término de marketing, expone brevemente su visión de la evolución de las aplicaciones: pequeñas, rápidas, que se puedan ejecutar en cualquier dispositivo y que se difundan “viralmente” por medio de redes sociales (tal y como hace hoy en día Facebook). El video está en Youtube:

No habla en ningún caso de la Web semántica, esa otra visión de futuro que propone Tim Berners-Lee, ni de propuestas futuristas (mundos 3D inmersivos, …), sino de tendencias claras y reconocibles que dejan atrás el modelo de Web en el PC.

Vía: Read/Write Web, y New Scientist

Web 3.0 en la Universidad de Santiago de Compostela

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (Votos: 2. Media: 5,00/5)
Loading ... Loading ...

Ayer estuve participando en el curso de verano sobre TV DIXITAL TERRESTRE Y POR INTERNET, COMUNICACIÓN INTERACTIVA E HIPERMEDIA que ha organizado la Universidad de Santiago de Compostela. Me pidieron que intentara imaginar el futuro y me aventurara a hablar en un par de horas de cómo podría ser la siguiente generación web, lo que ya se empieza a llamar web 3.0.

Decidí no limitarme a la versión clásica de equiparar la web 3.0 a la web semántica, popular tras la publicación del artículo de John Markoff en el New York Times en noviembre de 2006. La idea era exponer a los asistentes un grupo reducido de alternativas, desarrollarlas con un detalle suficiente como para que las pudieran sopesar y finalmente encuestarles sobre su opinión personal. En el fondo estaba buscando conocer el interés de las personas en las propuestas de web 3.0 que en la actualidad se hacen. Y aunque la muestra no tenía ningún valor representativo, si podría dar un primer indicio sobre lo que de verdad importa o no a las personas.

Las propuestas fueron 4. Podrían haber sido más o menos. Incluso podrían haber sido otras. En cualquier caso las elegidas se encuentran entre las iniciativas habitualmente citadas. Aparte de la inexcusable “web semántica”, las otras seleccionadas fueron el webOS (entendido como el escenario en el que las aplicaciones rompen la barrera del escritorio), la web3D (donde se incluirían los distintos tipos de metaversos que comienzan a desarrollarse: mundos virtuales, mundos espejos, realidad aumentada, …), y la web ubicua. Y el resultado fue:

usc-cursoverano-miniencuesta.jpg

Dos comentarios sobre el resultado. Por un lado, el que no haya un ganador claro con tres opciones con valoraciones similares. Por otro, el interés por la ubicuidad del acceso a la web y todos sus servicios, que aparece como la propuesta más votada. De todas formas lo mejor es que cada uno saque sus consecuencias.