Los empleados deciden en qué idioma publican sus entradas.
Puedes encontrar más contenidos seleccionando el idioma inglés en el enlace superior.

El turno de los libros

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (Votos: 1. Media: 4,00/5)
Loading ... Loading ...

Otro mercado de bienes digitales que se está animando últimamente es el de los libros.
Los contenidos digitales dependen fuertemente del dispositivo de reproducción. Es curioso ya que su propia naturaleza les hace independientes de un dispositivo concreto, pero la masificación de las descargas de video ha estado muy influida por la aparición de reproductores capaces de tratar con formatos distintos del DVD estándar. Un efecto muy acusado en el caso de la música: los reproductores portátiles capaces de tratar con formatos como MP3 o WAV están detrás de la popularidad de las descargas musicales, legales o no.
En el caso de los libros, a pesar de las evidentes teóricas ventajas de la digitalización (disponibilidad, portabilidad, espacio ocupado) es un medio que se resiente mucho del dispositivo. Leer en una pantalla de PC o TV es incómodo, la “navegación” entre las páginas poco natural, y desde luego el resultado no puede trasladarse con facilidad. Los libros electrónicos tampoco han llenado el hueco: limitaciones en definición, autonomía y problemas para leer con luz intensa. La tinta electrónica que resolvería en parte esos problemas tiene un larguísimo desarrollo (hace casi 15 años arrancó el trabajo en el PARC) y aún le queda tiempo. Estos temas han sido ya tratados en este blog (“Avances en tecnologías de tinta electrónica“, “El futuro de los libros electrónicos (y mas cosas)“).
Todo esto no parece ser un inconveniente para que aparezcan en el mercado productos orientados a la lectura de libros digitales, como el último Sony Reader, basado en un formato propietario con DRM.

Sony Reader

Pero algo más se está moviendo. Hace tiempo que Google dispone del servicio “Google Books” que en medio de una intensa polémica se ha encargado de ofrecer versiones digitalizadas de libros que estén en el dominio público. Ahora ofrece la posibilidad de utilizar el contenido de los libros como un contenido más, e incluir fragmentos y citas en el resto de las herramientas que ofrecen a sus usuarios. El otro movimiento de Google supone el inicio de la comercialización de esos contenidos, cobrando al usuario por el acceso a los libros indexados en su biblioteca virtual.
Amazon por su parte, está a punto de dar un paso mucho más ambicioso y más en la linea seguida por Apple con su ubicuo iPod. En este caso el nombre elegido es “The Kindle”, y el concepto resultará familiar: Amazon ofrecerá la posibilidad de acceder a una biblioteca virtual de ebooks desde la que se podrán descargar directamente (usando conectividad 3G) y previo pago los libros sin pasar por un PC. Una vez más, el formato será propietario, y los ebooks sólo podrán leerse en el Kindle. Este dispositivo funcionará de manera similar a los Web Tablets (como el Nokia 800 o el reciente iPod Touch) facilitando la navegación web por conectividad wireless, y la escritura (notas, etc), lo que puede ayudar a la comercialización del servicio.
Estamos ante un modelo cerrado, pero que en otros casos, como el del iPod, han estimulado a la industria para el desarrollo y comercialización de soluciones abiertas e independientes. Por otra parte, si la experiencia de usuario es cómoda, la facilidad para disponer de libros (poco tamaño y facilidades para la digitalización) será determinante para una rápida difusión de este tipo de contenidos. A fin de cuentas, por mucha importancia que se le de al audio y el video, Internet sigue siendo un medio esencialmente de lectura, y los libros la principal expresión de esta forma de contenido.

Adenda 11-9-2007:
El “Librofonino” de Telecom Italia y Polymer Vision es un concepto híbrido entre móvil y lector de eBooks. El dispositivo que estará en el mercado el año que viene cuenta con una pantalla extensible (y enrollable) de papel electrónico que recibirá noticias y contenidos diarios por medio de la conectividad propia de un móvil (3G). El concepto, muy atractivo, sólo se comercializará de momento en Italia. Habrá que esperar a ver cómo lo acoge el público para considerar la extensión de servicios similares.

Librofonino de TIM

Vía:

Entradas relacionadas:

blueBook, el futuro electrónico del libro

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (No valorado aún)
Loading ... Loading ...

Casi todo el mundo conoce ya lo que es un libro electrónico (eBook), pero no tanto lo que Manolis Kelaidis presentó en el "Royal College of Art’s Summer Show" y también en la conferencia TOC, su proyecto blueBook, una visión del futuro electrónico del libro impreso. Su idea es un producto híbrido entre una típica publicación encuadernada en papel y los circuitos electrónicos, que se imprimen en sus páginas con tinta conductora.

20070626141204.jpg Con esa tinta conductora se crean botones activos en la página, que al ser tocados con el dedo activan un procesador oculto en la contraportada del libro.

El procesador ejecuta las acciones que se hayan programado previamente. Puede ser algo tan simple como emitir un sonido de un animal (como en algunos libros infantiles interactivos).

Pero también conectarse via Bluetooth con un PC para abrir el navegador y visitar una página web relacionada con el texto resaltado o lanzar una búsqueda en Google para ampliar información sobre una referencia.

2007062614.jpgAunque todo eso es fácil hacerlo con un dispositivo electrónico ebook, la solución que propone blueBook es muy sencilla de usar para los que no están tan familiarizados con la tecnología. Nicholas Evans es el diseñador gráfico del blueBook y en su página web se pueden ver algunas fotos de las distintas aplicaciones de esta tecnología.

Vía ThePenguinBlog, BookTwo.org.

POD, un modelo de negocio para revitalizar el sector editorial

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (Votos: 1. Media: 1,00/5)
Loading ... Loading ...

toc_logo.gifEn la conferencia TOC (Tools of Change) organizada por O’Reillly del 18 al 20 de junio en San José (California, EE.UU.), uno de los temas que más atención de público mostró era el que se trataba en la sesión "Incorporating POD Into a Profitable Publishing Strategy".

La "Publicación bajo Demanda" (en inglés, Publishing On Demand – POD), como dijo Niko Pfund de Oxford University Press, es una oportunidad para mantener "vivos" los títulos editoriales cuya demanda ha decaído lo suficiente como para que ya no sea rentable sacar nuevas ediciones impresas. Digitalizar el fondo editorial de los últimos "best-sellers", como la saga de Harry Potter, es crear una tentación irresistible para los piratas de la cultura. Sin embargo, para un autor de nicho o desconocido con quienes las editoriales no quieren arriesgarse, la POD es una tremenda oportunidad de vender sus libros. Es más, se han dado casos en que la demanda ha sido tan alta (de la edición digital) que finalmente se ha decidido publicar una tirada impresa.

Al final de su vida, cuando los libros dejan de publicarse por no tener suficiente tirón de ventas, suele ser muy difícil hacerse con un ejemplar nuevo y a veces ni siquiera uno usado. En estos casos, las editoriales que tienen un servicio POD pueden imprimir ejemplares "bajo demanda" a medida que se venden, dándoles prácticamente una vida eterna a los libros.

Este tipo de modelo de negocio "long tail" se está aplicando desde hace un tiempo en la industria discográfica. El servicio que ofrece Pandora (por desgracia, el acceso está restringido fuera de EE.UU.), por ejemplo, permite descubrir artistas desconocidos porque suenan "parecido" a los otros conocidos que te gustan. Otro ejemplo es last.fm, en donde puedes descubrir nuevos artistas porque los otros usuarios del servicio tienen gustos parecidos a los tuyos. La diferencia entre ambos servicios es que Pandora aplica un algoritmo que analiza los patrones ("genes") de la música para descubir otras canciones similares, mientras que Last.fm se basa en el filtrado colaborativo (coincidencia de gustos) entre los usuarios del servicio.

ichapters_logo.gif

La experiencia de Thomson Learning con su servicio iChapters.com, según la ponencia de Rebecca Goldthwaite, es positiva. La digitalización de todo el fondo editorial no solo sirve para atender la demanda del "long tail", sino que facilita el reutilizar el mismo contenido para distintos propósitos. Lo que era solo un libro impreso se puede transformar fácilmente en un libro electrónico, un contenido web, un libro de texto "a la carta", … obteniendo así nuevas fuentes de ingresos.

Utilizando la misma analogía que usó en su presentación el representante de Oxford University Press, “mientras que el vino sea bueno, no importa cómo venga embotellado“.