Los empleados deciden en qué idioma publican sus entradas.
Puedes encontrar más contenidos seleccionando el idioma inglés en el enlace superior.

Tendencias 2009 y más allá (y 3)

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (Votos: 6. Media: 3,33/5)
Loading ... Loading ...

Es el artículo que cierra la serie dedicada a las tendencias tecnológicas para el año 2009 y más allá. Por ello, se dedica a predicciones a más largo plazo. Un terreno resbaladizo en el que hay quien parece adentrarse con soltura a pesar de todo:

Entre los resultados del proyecto europeo MAGNET Beyond concluido en 2008 y centrado en las redes personales o PAN, hay una curiosa predicción (“The Network of everything”) sobre el número de dispositivos conectados a una de esas redes personales, y lo estima en unos mil, coincidiendo con el Wireless World Research Forum. Esto incluye sensores alrededor y dentro de nuestros cuerpos, actuadores que nos acompañan o que forman parte del entorno (hogar, coche, oficina, la calle), más los más convencionales para comunicaciones y entretenimiento. Un número alto de elementos en la red más cercana a cada persona supondrá enormes necesidades de computación y almacenamiento que probablemente se trasladarán a la red en formas similares al actual concepto de “The Cloud”, y con considerables demandas de comunicaciones, sobre todo en capacidad, persistencia y fiabilidad.

The Group of 100”, un prestigioso Think Tank, compuesto en gran parte por CFOs de grandes empresas, también pone su pequeño grano de arena. En lo que respecta a predicciones tecnológicas:

  • A día de hoy hay 1.500 millones de dispositivos conectados a Internet. En 2012 serán 14.000 millones, y el 95% no serán PCs.
  • De los 72 millones de emails de empresa diarios pasaremos a 150 millones en 3-4 años.
  • Poniendo en 1990 la base de un índice 100 de coste para el trabajo humano y robot, hoy en día el trabajo humano está en 151, y el del un robot en 18,5.

La revista “The Futurist” difunde, como cada año, su visión de futuro en el documento “Outlook”. De entre las 10 principales tendencias hay dos referidas a las TIC: “Everything you say and do will be recorded by 2030”, es decir, nuestra actividad quedará completamente registrada como principal consecuencia del proceso de digitalización de la información y ubicuidad de computación y conexiones de datos, y cruzada con paradigmas como Internet of Things. La otra es que el acceso a la electrificación alcanzará al 83% de la población, frente al 70% del año 2000. Esta difusión de infraestructuras básicas llevará aparejada la de los servicios, incluidos los procedentes del mundo TIC, a capas cada vez más amplias de la población mundial.

La cadena CNN encargó a varias empresas y universidades que aportaran una visión 2020 de muchas áreas tecnológicas, científicas y sociales. El trabajo (“Just Imagine”), centrado sobre todo en el diseño, resulta muy vistoso y futurista, y sirve de escaparate para las ideas de los participantes, pero tiene además interesantes afirmaciones en lo que a las tecnologías TIC se refiere:

  • Un papel muy relevante para los mundos virtuales en relación al entretenimiento, y su fuerte relación con las redes sociales. Ahonda en una idea que ronda últimamente entre futuristas y creyentes en la Singularidad: el futuro de la Humanidad está en los mundos virtuales y, si fuera posible llegar a ello, en la digitalización de la consciencia.
  • El impacto que el desarrollo de la robótica y la inteligencia artificial en todo tipo de campos de la actividad humana (transporte, salud, comunicación, producción).
  • Un nuevo modelo educativo (o modelos) desarrollado a partir de la implantación y difusión de nuevas tecnologías en el mundo del aprendizaje.
  • La mejora de las capacidades cognitivas por medio de la computación y las comunicaciones.

Con la vista puesta en 2025, el Atlantic Council of the United States (una prestigiosa organización cuyo chairman ha sido nombrado recientemente Consejero de Seguridad Nacional) publicaba este mes un informe muy completo y recomendable que trata sobre evolución política, económica y social, sin olvidarse de la tecnología.
En él, se destaca la computación ubicua como la principal tecnología que irrumpirá, incluyendo conceptos como Internet of Things, etiquetado, redes de sensores, o nubes de computación. Indirectamente tendrán un papel en otra tendencia tecnológica identificada, la mejora de las capacidades humanas por medio de dispositivos, sensores y actuadores.
Con un menor grado de probabilidad figura la mejora de las capacidades cognitivas, en la que las tecnologías de la información y las comunicaciones también tendrían un papel que desempeñar. La difusión de la robótica aparece también clasificada como menos probable.

Con un mismo horizonte, la consultora Social Technologies, ha publicado una lista con las doce tendencias tecnológicas más relevantes en 2025. Entre ellas volvemos a encontrar a la computación ubicua (como pervasive computing), junto a otras dos con una fuerte componente TIC: “Mass customization”, como la evolución de la fabricación personal y el hacking de los que hemos hablado recientemente; y “Security and tracking“, que incluye vigilancia autónoma y distribuida, y redes de sensores.

Citando a:

Un mirada a un futuro -no tan- lejano

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (Votos: 1. Media: 5,00/5)
Loading ... Loading ...

La planificación es, como otros tantos conceptos de nuestro mundo actual, una heredera de ideas elaboradas por y para los ejércitos. A fin de cuentas, ha sido la guerra la actividad humana que más recursos ha involucrado históricamente, al menos hasta que han aparecido otros desafíos como la carrera espacial, la lucha contra ciertas enfermedades, el conjunto de la evolución de Internet, los esfuerzos en torno al genoma o la energía.

Como muchos ministerios de Defensa, el británico elabora planes y análisis del futuro. Una de las áreas dedicadas a estos fines es el DCDC (Development Concepts And Doctrine Centre), donde además de informes especializados en su “negocio”, desarrollan un programa de Tendencias Estratégicas cuyos resultados, como una parte significativa del trabajo de esta organización, son públicos. Este programa da lugar a un informe (“The DCDC Global Strategic Trends Programme 2007 - 2036“) donde se analizan las principales tendencias globales a 30 años vista, con horizonte en 2036, enfocado a las necesidades del Ministerio de Defensa Británico.

No obstante, este trabajo es un ejercicio extraordinario y enriquecedor de análisis, y el texto en cuestión ofrece una visión muy amplia del mundo del segundo cuarto del siglo XXI. Tal y como dice al hablar del propósito del documento, no se trata de hacer predicciones, ya que el futuro es por naturaleza impredecible, pero sí es una forma de “ensayar” o prepararse para las posibilidades identificadas, estando mejor preparados para darles respuesta si finalmente llegan a producirse.

Lo cierto es que hay áreas más predecibles que otras. La demografía, por ejemplo, pertenece a las primeras ya que sus actores futuros (por ejemplo, los jubilados o los trabajadores de dentro de 30 años) ya están en muchos casos entre nosotros, y salvo catástrofes -éstas sí, completamente impredecibles- sigue una evolución sin bruscos cambios de rumbo. Las condiciones del medio físico y el entorno natural, la economía (crecimiento, materias primas, comercio), la ciencia, la tecnología, … son áreas cuyo grado de impredicibilidad va aumentando hasta llegar a los cambios políticos, donde el grado de incertidumbre es mayor. Es aquí donde la acción de muy pocos pueden suponer cambios dramáticos imposibles de pronosticar (revoluciones, derrocamientos, ascenso de gobernantes, …).

Aunque la lectura del informe es muy recomendable, sobre todo si se tiene interés e inquietudes en este tipo de especulaciones del futuro, vamos a comentar únicamente lo más destacado en lo que hace referencia a las tecnologías que seguimos desde La Cofa.

La ciencia, la tecnología, la innovación y el conocimiento tienen una importante presencia en el documento, hasta el punto de considerarse uno de los cuatro temas claves del desarrollo futuro. Con respecto al conjunto del desarrollo del conocimiento y la innovación, se hacen afirmaciones como estas:

  • Se considera que el desarrollo tecnológico seguirá estando liderado por necesidades comerciales y de empresa, dejando sólo ciertos nichos a la iniciativa pública. Posiblemente se siga manteniendo un ritmo alto de desarrollo, lo que dificultará su seguimiento, y su asimilación cultural.
  • El acceso a la información y a los especialistas tecnológicos se universalizará, apareciendo nuevos centros geográfico donde se concentre la innovación. La movilidad de las personas dedicadas a la innovación será cada vez mayor, y más compleja. Mantener un secreto será cada vez más difícil.
  • Las tecnologías con una mayor grado de avance serán posiblemente: TIC, energía, biotecnología, redes de sensores, ciencia cognitiva, y materiales, sin olvidar el papel como impulsor de la nanotecnología.
  • Las tecnologías de informática y comunicaciones (TIC) serán cada vez más ubicuas y equipos y personas estarán más conectados entre sí. La computación cuántica podría suponer un salto enorme en prestaciones.
  • La aplicación de las nuevas tecnologías seguirá siendo desigual, reforzando las diferencias entre países y grupos humanos.
  • Todo ello hará muy difícil poder hacer predicciones sobre avances concretos y la forma de explotar nuevas tecnologías y conocimientos.
  • El volumen de la información aumentará y eso supondrá dificultades cada mayores para su análisis.
  • La simulación será cada vez más precisa, compleja, rica y cercana a los procesos que imita, siendo posible el modelado de sistemas biológicos, económicos, sociales o políticos. Tendrá un gran impacto y será una herramienta decisiva en la toma de decisiones.

En un próximo artículo seguiremos analizando las tendencias tecnológicas identificadas en el análisis del DCDC.

Una realidad confusa

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (Votos: 1. Media: 5,00/5)
Loading ... Loading ...

¿Será que ha llegado la computación ubicua y no nos hemos dado cuenta de ello?
Revisemos el aspecto que tienen algunos objetos de la vida cotidiana en 2008.

Telefóno:

Libro:

Ordenador:

Cámara:

TV:

Equipo de música:

Cuaderno:

Etc …

Inspirado en: