Los empleados deciden en qué idioma publican sus entradas.
Puedes encontrar más contenidos seleccionando el idioma inglés en el enlace superior.

La Cofa, Mayo 2009

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (Votos: 1. Media: 5,00/5)
Loading ... Loading ...

Bajo estas lineas os adjuntamos una lista de todas las entradas que ha publicado La cofa este último mes de Abril:

Mientras unos van tras el nuevo buscador, Google rediseña las comunicaciones personales

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (No valorado aún)
Loading ... Loading ...

El reinado de Google en el mundo de las búsquedas parece indiscutible, aunque su dominio fluctúa mucho entre distintos países. Lo cierto es tratar de competir con Google en el terreno de las búsquedas se parece a desbancar a Microsoft de la ofimática, o a Apple de los dispositivos “cool”, también podría ser ir contra Intel en el terreno de los procesadores, pero ahí tenemos AMD, para recordar que ninguna posición de dominio es definitiva.

Aunque la actividad en el terreno de las búsquedas es constante, parece que se acumula en las últimas semanas. Así, hemos visto el lanzamiento de Wolfram Alpha, que pasada la expectación inicial ha dado lugar a críticas más bien frías. Sin embargo, se presenta como un primer paso y con mucho recorrido por delante. A mí particularmente me encanta poder escribir “capital of france” y recibir una ficha sobre París, aunque si tengo que ahondar en algún tema prefiera empezar por la combinación Wikipedia-Google:

París según Wolfram Alpha

París según Wolfram Alpha

Y no está solo, además de los clásicos como Ask, tenemos otros muchos buscadores emergentes como Cuil, que aunque lejos del dominio de Google, tiene un tráfico de importantes órdenes de magnitud. Y lo hacen ofreciendo algo distinto: respuestas y no enlaces, como Wolfram Alpha; o asegurando una mayor privacidad, como en el caso de Cuil.

Ahora tenemos un movimiento más audaz desde Microsoft, que lleva varios años jugando con la idea de tener su propio buscador, algo lógico cuando vemos a Google invadir su terreno con sistemas operativos, y aplicaciones competidoras de Office.

Así que Microsoft responde con Bing, y crea una notable ola de ruido en torno a él. Definido como algo a medio camino entre Google y Wolfram Alpha, la campaña de publicidad se ha visto impulsada por las opiniones muy favorables de alguien tan respetado como Steve Wozniak.

Los privilegiados que han podido probarlo hablan de la posibilidad de agrupar resultados en categorías, de respuestas directas a preguntas, de buscadores “verticales” especializados embebidos. Da la impresión de que Microsoft ha construido una aplicación a partir de agrupar distintas soluciones experimentales que han tenido en rodaje durante un tiempo.

Cuando se abra el público Bing será objeto de un severo escrutunio, y Microsoft no puede permitirse fallar.

Mientras tanto …

Como si el mundo del buscador fuera algo superado, que le causa inquietud, Google se centra en otros frentes. En la conferencia “Google I/O“, donde se han presentado propuestas tan interesantes como Spotify móvil sobre Android, Google ha hablado de un nuevo paradigma de comunicaciones, Wave. Como dice Tim O’Reilly, es como si el correo electrónico hubiera sido inventado hoy.

Google Wave

Google Wave

Se trata de una actividad multidisciplinar que se ha desarrollado durante varios años (nada de proyectos relámpago de pocos meses) dentro de Google para rediseñar el correo, y convertirlo en algo colaborativo, en tiempo real, social, enriquecido y, quizá, extensible. Personalmente, una de las funcionalidades demostradas más potentes que encuentro es la traducción en tiempo real, y es sólo una más.

No es de extrañar que Twiter, Facebook y otras redes sociales se tienten la ropa. El formidable músculo de Google parece capaz de empujar cualquier cosa, a condición de que tenga calidad y conecte mínimamente con el público. Pero no es infalible: ahí están sus experiencias fracasadas en las redes sociales o el video (salvado con la compra de Youtube).

La ambición de sus creadores va mucho más allá, y no se conforman con lanzar una herramienta, si no que hablan de un protocolo universal como POP o HTTP para este nuevo tipo de comunicaciones. Lo cierto es que han contado con gran libertad -y confianza- desde el inicio del proyecto que arrancó con la premisa de hacer un rediseño de las comunicaciones: ¿cómo sería el correo electrónico si se ideara hoy? No estamos hablando del momento de su invención, hace 35 años, cuando los unos pocos usuarios especialistas y privilegiados accedían a terminales en un centro de cálculo. Se trata de un medio que debe moverse en un mundo de comunicaciones masivas, ubicuas y en tiempo real, donde las conversiones no se envían, si no que se realizan en la nube. Eso les ha llevado a hacer que cada mensaje (o wave) sea un espacio compartido de comunicaciones, con elementos propios de otros muchos medios que han demostrado calar entre el público como el correo electrónico, el chat, el microblogging, las redes sociales o las wikis.

A falta de poder probarlo, y parece que aún nos queda tiempo por delante, los comentarios entusiastas de los que han tenido ese privilegio parecen augurar que Wave va aser una palabra de uso frecuente durante un buen tiempo.

Como nota curiosa, hay que mencionar que los líderes del proyecto Wave son dos hermanos que en su día pusieron en pie Google Maps.

Citando a:

Buscadores 2.0

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (Votos: 6. Media: 4,50/5)
Loading ... Loading ...

Dentro del mundo de los buscadores de Internet, en el que nadie tose a Google, está habiendo mucho movimiento últimamente, parece que hay muchas ganas de innovar y competir con Google.

En otros posts de La Cofa ya se han analizado las expectativas de evolución de los buscadores. Se analizó una posible evolución hacia búsquedas semánticas, en las que se pretende extraer el significado y la intención del usuario para adquirir mayor nivel de abstracción. También se analizó una posible evolución hacia búsquedas personales, gracias a la clasificación y análisis que realicen las propias personas, o una evolución hacia búsquedas sociales, en las que los resultados dependen del perfil del buscador en las redes sociales en las que participa.

En este post queremos centrarnos en varios buscadores que nos han llamado la atención al ofrecer algo innovador. Para caracterizar el tipo de innovación vamos a plantear dos vertientes:

1) Buscadores que aportan innovación en el output, en la forma de presentar los resultados de búsqueda. Estos buscadores presentan el resultado con imágenes, con árboles de conocimiento relacionados entre sí, dando más información en el enlace que proporcionan, etc. Entre estos buscadores nos han llamado la atención los siguientes:

Oskope: Buscador muy intuitivo, que ofrece varias formas para mostrar los resultados de búsqueda (lista, grid, gráfico, etc). No hace una búsqueda global, permite buscar en amazon, ebay, flickr.com, youtube, etc. Muestra la información de forma muy visual y muy fácil de interpretar. Por ejemplo, para buscar un disco de amazon nos permite ir jerarquizando la búsqueda (esto en realidad sería innovación en el input, por lo que este buscador iría también en la segunda vertiente) y, tras mostrarnos las portadas de los cds que encajan con la búsqueda, si pinchamos en una de ellas nos muestra la información relevante (autor, año, precio, etc.) junto con la propia portada. Vamos, es como acceder a la ficha del cd. 

Ujiko: Su principal característica es que es muy personalizable, para los que les guste hacer tuning de su buscador.

Picitup: Este buscador directamente sirve par buscar fotos en la red, por lo que no es tan innovador. La parte interesante es que la búsqueda se puede ir refinando: buscar fotos similares, paisajes, colores, caras,etc.

Searchme: De momento está versión beta muestra una captura de cada página y permite filtrar la búsqueda por temas que te ofrece el propio buscador.

Grokker: Ofrece en una columna un listado de resultados agrupados en bloques según subtemas que considera el buscador y en otra columna detalla los resultados. También ofrece una vista de un mapa de resultados. La contrapartida es que parece algo lento.

Search Monkey: Esta es una apuesta de Yahoo para permitir a los desarrolladores y dueños de sitios modificar las búsquedas de Yahoo!, pudiendo mostrar los resultados de la forma más útil o modificando el aspecto visual de los mismos.

Seguro que hay muchos más, ¿alguno os ha llamado especialmente la atención? Estos buscadores son muy interesantes, Oskope en concreto nos ha gustado bastante, es muy intuitivo y realmente útil para el tipo de búsquedas que permite.

2) Buscadores que buscan innovación en el input, en la manera de solicitar la búsqueda, que tradicionalmente se ha hecho mediante cadenas de “palabras clave”:

Entre estos buscadores están los buscadores vocales, que permiten introducir el input a través de la voz. Entre estos ya existen iniciativas de Yahoo con mejoras en oneSearch y de Microsoft con mejoras en Microsoft Live Search.

Otro tipo de buscadores interesantes serían los que tienen como input una imagen. Vodafone ya tiene lista una propuesta, con su buscador Otello. El funcionamiento de este buscador será el siguiente: haces una foto con tu terminal, la envías por MMS al número de servicio correspondiente a Otello y recibes como respuesta información relevante asociada a esa imagen.
Este tipo de buscadores pueden ser muy interesantes, especialmente cuando no se usa un ordenador para realizar las búsquedas. En concreto, parecen especialmente interesantes cuando la búsqueda se realiza desde un móvil y de hecho las iniciativas analizadas van claramente encaminadas a su uso desde terminales móviles. Hay que tener en cuenta que escribir en un móvil es tedioso (aunque incorpore un teclado qwerty) por lo que poder introducir la información de manera vocal o mediante una foto puede ser una opción muy atractiva para usuarios con este tipo de terminales. Si se consigue que estos usuarios utilicen este tipo de buscadores, se les podrá ofrecer otros servicios combinados que junto con el buscador permitan el uso de otras capacidades de telecomunicaciones. Queda claro entonces por qué operadores de telecomunicaciones como Vodafone se interesan en estos buscadores. La misma Vodafone ya plantea casos de uso interesantes para su negocio, como enviar la foto de la portada de un disco y bajarse el disco del servicio de canciones del operador, enviar la foto de una campaña publicitaria y recibir un código de descuento, etc. En el futuro posiblemente otros operadores de telecomunicaciones presentarán o se involucrarán en el uso de estos buscadores, para crear nuevos servicios que unan las búsquedas de Internet con sus propios servicios.

Expectativas de evolución en los buscadores

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (Votos: 9. Media: 3,33/5)
Loading ... Loading ...

Las búsquedas pueden pasar por una funcionalidad humilde frente a otros servicios con un mayor despliegue de recursos e interactividad. A fin de cuentas, el interface de Google es un ejemplo de simplicidad, y frente a él, los nuevos servicios y aplicaciones son cada vez más complejos, coloristas y llenos de recursos gráficos.

Pero esa sencilla ventana de búsqueda está detrás de los mayores lanzamientos empresariales de los últimos años. Si Google ha llegado a ser lo que es, es gracias a su sistema de búsquedas; Yahoo! también debe mucho a su -desde nuestra perspectiva- primitivo sistema de catálogo. Y no son los únicos.

Motores de búsqueda

Esas simples ventanas de entrada de texto con su botón “Buscar” esconden algoritmos muy complejos, grandes sistemas de respaldo, enormes cantidades de recursos puestos al servicio de usuarios que no pagan por acceder a servicios de gran calidad. No pagan directamente, claro está, pero sí por medio de la ubicua publicidad que ha convertido a los buscadores en los pilares de la rentabilidad en Internet.

La mejora de los servicios de búsqueda es una especie de “guerra fría” en la que se están invirtiendo considerables recursos, y se realizan mejoras dramáticas, aunque externamente todo siga igual: la misma caja de entrada de texto, la misma lista de resultados. La preeminencia como buscador ha dado a Google el tamaño y músculo de que disfruta ahora, por lo que hay muchos a su alrededor tratando de heredar su corona. Eso hace que la propia Google dedique buena parte de su inversión a mejorar lo que ya sabe hacer mejor que nadie. Si las previsiones se cumplen, el volumen económico tras las búsquedas de Google puede acabar superando al que supone Office para Microsoft. Ambos con vocación monopolística, ambos muy lucrativos, ambos incrustados en nuestras vidas hasta extremos difíciles de creer hace unos poco.

En los dos últimos años se han ido definiendo tecnologías y tendencias en el mundo de las búsquedas que ahora se están haciendo realidad. Esas nuevas técnicas podrían suponer una mejora dramática en las búsquedas, y provocar cambios en el lucrativo primer puesto de este competitivo mercado. A continuación, vamos a revisar someramente algunas de las principales tendencias en el mundo de las búsquedas.

Búsqueda semántica. La extracción del significado para adquirir un mayor nivel de abstracción se presenta como el Santo Grial de las búsquedas. Cuando se puede extraer, abstraer y manejar el significado de los objetos indexados, las búsquedas pueden afinarse mucho más que con los mecanismos convencionales. Sin embargo esa es sólo una parte del problema: también hay que ser capaces de extraer el significado (y aún diríamos que la “intención”) de lo que quiere decir el usuario.

Aunque la tecnología semántica se presenta como el elemento clave en la evolución de la Internet del futuro (incluso se propone como el sustrato sobre el que se asentaría la llamada Web 3.0), aún es difícil encontrarla en servicios reales. Todos aquellos que claman basarse en el uso de tecnología semántica, se dedican a mercados verticales, muy orientados a aplicaciones muy concretas como la búsqueda de personas (como Spock), sin que los resultados sean tan espectacularmente precisos como cabría esperar.

Los buscadores verticales, especializados, y centrados en un tipo concreto de contenidos están tendiendo un gran desarrollo, aunque por su propia naturaleza es difícil que supongan una alternativa generalista.

La semántica de las búsquedas puede tener su origen en dos fuentes distintas. La primera es la evolución natural de los algoritmos de indexación y catalogación de contenidos. Es decir, se trata de potenciar aún más la automatización del tratamiento de la información, lo que llevaría a que buena parte de la comunicación en Internet sea entre máquinas y no entre personas. Esta es la visión de (Sir) Tim Berners-Lee, compartida por buena parte de la industria, una distopía de vigilancia permanente y automatizada, capaz de conocer todo sobre las personas, e incluso de anticiparse a sus acciones.

Búsqueda personal. En el otro extremo está la tendencia hacia incorporar un matiz más humano en las búsquedas. En realidad es basa en que el análisis y clasificación semántica se realicen por medio de personas, o al menos complementado con su visión. Se trata de una acción que tiene relación con la llamada Inteligencia Artificial Artificial, que pone a personas reales a realizar procesos generalmente mecanizados insatisfactoriamente: desde clasificar imágenes, hasta interpretar el sentido de la búsqueda de un usuario. Con las limitaciones propias de un sistema con una fuerte componente manual (por ejemplo, una menor escalabilidad), ejemplos como Mahalo están para demostrar las carencias de los algoritmos automáticos.

El etiquetado es una primera acción que ayuda a una clasificación más precisa. La anotación, el comentario sobre contenidos (como el reciente ejemplo de Google Reader) amplia los horizontes del análisis automático partiendo de acciones personales.

El matiz personal en las búsquedas está siempre presente en el análisis de la interacción de los usuarios que da lugar a la generación automática de perfiles, y la inclusión de recomendaciones. La corrección de resultados en función de la reacción y preferencias abre la puerta a otra modalidad que combina uno de los movimientos más poderosos en la red:

Búsqueda social. Los principios de esta modalidad son la identificación de perfiles afines a partir de la red social (amigos, conocidos, otras personas con intereses similares) y modular los resultados de acuerdo con las acciones previas de los miembros de esa red. Se trata, como se ve, de una forma de complementar los algoritmos con un matiz personal, si bien en este caso el toque humano tiene una procedencia más diluida. Google, aparentemente investigando en esta línea, no ha creado una red social alternativa, pero sí trabaja en herramientas de identificación y análisis de la red de un usuario. Otras herramientas tratan de construir automáticamente (y no explícitamente) esa red, partiendo del análisis del intercambio de correo, por ejemplo. Esas redes sociales implícitas, y generadas por medio de algoritmos, pueden ser la pieza que ayude a complementar a los sistemas automáticos y de gran capacidad aunque aún con pobre calidad.

Búsqueda y referencia. Es difícil encontrar un término que defina esa combinación de Wikipedia y Google que para muchos tiene el potencial de cambiar el mundo de las búsquedas. Wikipedia tiene una enorme cantidad de información, generada por sus propios usuarios, y que pese a polémicas, disputas y controversias, es asumida como una fuente de referencia por muchísimas personas. ¿Y si las búsquedas mostraran no miles de resultados que exigen una labor adicional de investigación y depuración, si no que apuntaran a resultados completos, elaborados y sintetizados como los de la Wikipedia? Para muchos usuarios este escenario define a la herramienta que están esperando.

Wikia Search o Wikiasari sería un movimiento en este sentido, proporcionado un sistema de búsquedas apoyado fundamentalmente en los contenidos de la Wikipedia. El servicio Knol de Google, aún en construcción, sería una respuesta en forma de una Wikipedia con autores reconocidos y contenidos fiables. La principal limitación está en el volumen de información, ya que es imposible competir con expertos a la legión de voluntarios que contribuyen en la Wikipedia. Cuando se haga público podremos valorar lo acertado de este concepto, nada novedoso si consideramos otras “enciclopedias” en la red, como Encarta o la versión electrónica de la Britanica.

Otros frentes en el desarrollo de las búsquedas tienen que ver con el lenguaje natural y la traducción automática de contenidos. En ambos Google está haciendo una fuerte inversión dada su vocación de servicio global. La traducción automática ampliaría notablemente los contenidos disponibles, y un lógico movimiento de futuro ahora que el país con más usuarios conectados es China, y cabe esperar una reducción en el peso relativo de los contenidos en inglés. Sin embargo, la traducción automática tiene un largo y frustrante historial y ha engullido enormes inversiones sin alcanzar resultados satisfactorios. El factor diferencial introducido por Google (el análisis comparativo de una enorme base de textos en varios idiomas) es muy novedosa y siendo realistas algo que sólo está en manos de este empresa.

El lenguaje natural mejora las posibilidades de interacción con el usuario, y cuando se trata de la interpretación vocal amplía los horizontes de las aplicaciones preparando su salto al móvil y entornos donde el uso de pantallas está muy restringido, como en el caso del coche. A día de hoy, los proyectos de lenguaje natural y traducción automática son los que están recibiendo más atención en Google Research.

La presentación de los resultados es otro área de mejora. Si bien es cierto que aparentemente se sigue manteniendo la misma simplicidad a la hora de presentar resultados, en realidad se han ido introduciendo cambios significativos. Para empezar es cada vez más frecuente la integración de resultados de distinta naturaleza como imágenes, vídeos, noticias o artículos de blogs. Se añade información adicional como thumbnails de las páginas referenciadas, o términos complementarios y etiquetas que ayudas a valorar el resultado que se ofrece. Google está experimentando con vistas alternativas que permiten localizar puntos geográficos relacionados con los términos, o delimitar las fechas.

Otros experimentos más rupturistas con los interfaces han sido protagonizados por Microsoft, incorporando avatares que atienden al usuario.

Búsqueda móvil. Las limitaciones de interface de los teléfonos móviles han hecho que se hayan construido páginas adaptadas a estos dispositivos (si bien la tendencia actual es a ofrecer una similar experiencia de navegación en PC y móvil), y se haya usado el texto predictivo y los interfaces vocales para la entrada de información. Sin embargo buena parte de los teléfonos móviles cuenta con un dispositivo adicional de entrada de datos al que se puede sacar mucho partido: la cámara. Más allá del uso códigos de barras, códigos QR, o los Bidi de Movistar, las funcionalidades de reconocimiento de imágenes permiten a obtención de información asociada a la portada de un disco o un libro (e incluso desencadenar la compra). Los servicios experimentales de realidad aumentada van en esa dirección: utilizar la cámara como entrada de datos para localizar información asociada al contenido de la imagen captada.

El mundo de las búsquedas está inmerso desde hace años en un profundo proceso de innovación. Las inversiones que acometen los distintos agentes implicados son enormes, pero también lo es el premio para que el consiga el favor del público: el cetro que ostenta desde hace años y de forma indiscutible Google.

Citando a:

El registro personal de salud en red

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (No valorado aún)
Loading ... Loading ...

La Historia Clínica Electrónica es una de las aplicaciones podríamos decir “centrales” en lo que respecta a la incorporación de las TIC al sector sanitario.

La Historia Clínica Electrónica (HCE) supone el desarrollo e implantación de un sistema que permita registrar de manera digital toda la actividad clínico asistencial producida sobre un paciente. El sistema debe permitir trasmitir por redes telemáticas los expedientes de los pacientes desde un punto centralizado, replicable en tantos centros de servicio como se precise tener. La HCE proporciona la disponibilidad inmediata y concurrente de toda la información completa del paciente desde cada centro asistencial. Los distintos profesionales sanitarios pueden compartir la misma información clínica detallada y actualizada, mejorando así la calidad asistencial, minimizando el tránsito de papel y la duplicidad de actos médicos. Por eso, la informatización del documento más importante de la sanidad, la historia clínica, es una tarea principal y nuclear para la correcta estructuración de la sanidad “en red” (ver el informe publicado por Fundación Telefónica sobre “Las TIC en la sanidad del Futuro”)

Hay ya varios movimientos en el terreno de las empresas de Internet que han comenzado a ofrecer este servicio, pero directamente al usuario final porque además el primer interesado en este sentido es el propio paciente. Uno de ellos ha sido Healthvault, de Microsoft, que ofrece a los usuarios un sitio centralizado donde almacenar su historia clínica. La idea es permitir introducir información proveniente de varios doctores (resultados de pruebas, recetas), tenerla toda almacenada en un único lugar y disponible online en cualquier momento.

Por otro lado, tenemos a Google que ha lanzado un piloto en Estados Unidos con la clínica Cleveland como socio ya que actualmente cuenta con pacientes que tienen acceso a su expediente médico en línea (actualmente, más de 100.000 pacientes de la clínica se benefician del sistema de registro personal electrónico de la clínica). El piloto contará con la colaboración de entre 1.500 y 10.000 pacientes y supone una nueva experiencia proporcionando a los pacientes el control y la posibilidad de interactuar con especialistas, proveedores de servicios salud y farmacias. Los pacientes del piloto darán autorización a que sus registros médicos electrónicos sean importados a una cuenta Google a través del interfaz Google AuthSub. Gracias a esta integración la Clínica proporcionará acceso nacional a los registros sin coste alguno para el usuario y el proveedor.
También hay que destacar la iniciativa española Keyose.

keyose.jpg

 

Los retos: la información sobre la salud es un tema muy confidencial por lo que si bien el incentivo a tener centralizada y accesible desde cualquier lugar toda la información sobre la salud de una persona es muy alto, el hecho de que pueda publicitarse esta información o que se ceda a terceros es una barrera que estas empresas tendrán que salvar.

Social Search: buscadores basados en grafos sociales

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (No valorado aún)
Loading ... Loading ...

Nada menos que el 42% de todos los ingresos por publicidad en Internet en Estados Unidos se fueron a parar a los buscadores durante el año 2007, principalmente a Google (Datos de IAB consultores). Los otros tipos de servicios con los cuales los internautas consumen una gran cantidad de tiempo como video juegos online y redes sociales se quedan a mucha distancia: 5,1% y 4,6% respectivamente.
Teniendo en cuenta que por ahora es la publicidad el mejor medio de financiación online y a la vista de los datos mostrados, es muy comprensible la gran cantidad de intentos para afinar un poco en la búsqueda de resultados, en lograr algoritmos para dar un poco más al usuario, para tratar de interpretar sus intenciones y arañar un poco de la cuota de mercado al todopoderoso Google.

La gran meta en los buscadores del futuro es ser capaces de interpretar el contenido de la WEB, dando lugar a lo que usualmente se denominan buscadores semánticos. En este sentido son muchos los esfuerzos por lanzar estos buscadores, esta misma semana el buscador ruso Quintura ha lanzado la versión beta de su nuevo buscador semántico.

quintura.jpg

Dada la gran importancia que las redes sociales están adquiriendo, están apareciendo intentos de utilizar la información de estas redes para elaborar el ranking de respuestas en las búsquedas. El concepto es que si el buscador es capaz de navegar en tu red social, los resultados relacionados o producidos por tus amigos o gente afín a ti tendrán prioridad sobre los demás.

El buscador israelí Delver es el último intento en este sentido. Su funcionamiento consiste en que el buscador bucea el lugares como "Facebook", "Youtube", "Linkedln" entre otros para crear el grafo social del usuario. La información del grafo social se combina con la información de una base de datos Web para priorizar los resultados. Por ejemplo, si un usuario introduce la palabra "Málaga", el buscador primero tratará de buscar cuales de sus amigos han estado en esta ciudad.

buscadorsocial2.jpg

Tampoco Google quiere quedarse atrás en sacar partido de las redes sociales y ha lanzado al mercado una API para crear grafos sociales, la idea es desvincular el grafo social de las redes sociales como "Facebook" o "MySpace", de esta manera Google trata de quitar poder a estas redes.

Aunque parece que la idea de mezclar buscadores y grafos sociales puede tener cierto interés para afinar más las búsquedas, desde mi punto de vista el impacto será relativo ya que en la mayoría de las búsquedas no te ofrecerán información relevante. De hecho mucha gente lo puede considerar intrusivo y hasta contrario a la innovación: en muchos casos es más enriquecedora la opinión de un japonés que la de mis amigos, que normalmente será muy parecida a la mía.

Búsqueda de escenas en secuencias de vídeo

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (No valorado aún)
Loading ... Loading ...

Hace unos meses estuve viendo un vídeo de las charlas de TED Conferences y recuerdo que el ponente expuso varias ideas muy interesantes. Mi problema ahora es que no tengo la documentación escrita y necesito una de las referencias que citó. Podría volver a ver el vídeo completo, pero tampoco tengo tanto tiempo y quisiera poder saltar directamente a la escena que me interesa. ¿No te ha pasado a ti alguna vez algo parecido?

Pronto dejará de ser un problema, ya que una de las líneas de investigación más activas últimamente es la que se refiere a los buscadores especializados en contenidos audiovisuales. Cada vez se distribuyen más vídeos caseros (YouTube) o producidos profesionalmente (películas, series TV, etc.) a través de Internet y varias empresas, como Blinkx y EveryZing, han desarrollado tecnologías de búsqueda basadas en la conversión del audio en texto (reconocimiento de voz).

En el MIT, al igual que otras prestigiosas universidades americanas, han empezado a publicar los vídeos de las clases impartidas en sus aulas. La difusión de ese conocimiento es muy loable, pero nuevamente supone un reto si no tienes tiempo suficiente para verte todos los vídeos o deseas consultar algo en particular para tener referencias. Los buscadores en secuencias de vídeo actuales no sirven porque muchos de los profesores del MIT no son angloparlantes nativos y sus acentos pueden resultar confusos para los sistemas de transcripción automática basados en reconocimiento vocal. Además, los terminos específicos de las asignaturas de ciencia y tecnología suenan a chino y la estructura de una clase no es tan organizada en tópicos o partes como en el caso de un libro.

mitaudiosearch_x600.jpg

La solución es el MIT Lecture Browser, un buscador especializado que resuelve la mayoría de dichos problemas. El software que convierte el audio en texto está entrenado para distintos tipos de acentos y conoce el vocabulario técnico que habitualmente se encuentra en los textos académicos. Sin embargo, cuando el ponente tiene un acento muy raro la tasa de acierto queda reducida al 50%.

En el futuro, también van a mejorar el software que analiza la estructura gramatical de las frases para poder deducir cuáles son los conceptos claves. Esto no es fácil en el caso del lenguaje hablado, ya que a veces es muy poco estructurado y lleno de muletillas o dubitaciones.

Vía Technology Review.

La Web implícita

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (No valorado aún)
Loading ... Loading ...

Hace ya unos cuantos años, un fabricante de CMS presentaba las funcionalidades de personalización de su producto hablando de cuatro modalidades de personalización:

  • De dispositivo: en función del medio utilizado para acceder a los contenidos, como móvil o PDA o PC, o dependiendo del navegador, resolución de pantalla, …
  • Implícita: información extraída de la acción del usuario, por ejemplo la navegación.
  • Explícita: en la que la información que define al usuario se obtiene directamente por medio de un formulario, por ejemplo.
  • Recomendación: la personalización se genera a partir de inferencias derivadas de perfiles afines, segmentaciones automatizadas y otros medios indirectos que clasifican automáticamente a los usuarios y les ofrecen opciones personalizadas, anticipándose en la medida de lo posible a sus gustos y necesidades.

Huellas

Ignoro si esta clasificación era original o no, pero lo cierto es que con más o menos variantes ha ido perdurando con el paso de los años. Ahora que la personalización vuelve a ser un valor en alza, en Read/Write Web hablan de la “Web implícita“, en un artículo más interesante por plantear el concepto que por su contenido.

La web implícita sería así aquellos servicios personalizados basados en la acción del usuario, sin recoger información de manera explícita (vía formulario, registro, …). Es obvio que nuestros clicks ya son un voto, y un indicio de nuestros gustos y preferencias. Una identificación -siquiera anónima, asociada a una cookie- es más que suficiente para extraer información de la navegación, información que luego puede usarse con todo tipo de fines: publicidad personalizada, recomendación, o contacto con otros de gustos similares. Es algo que hacen los buscadores, y que muchos servicios utilizan profusamente. En el artículo se pone como ejemplo Last.fm y su selección musical en función de los votos a favor y en contra de sus usuarios, aunque esta modalidad, al igual que las recomendaciones de Amazon, se ajustarían mejor a la recopilación explícita de información del usuario.

El artículo deriva hacia consideraciones de privacidad, ya que nuestra navegación, lecturas e intereses, aunque sean extraídos de forma implícita e indirecta, ayudan a definir a cada uno, y por ello requieren una protección, como otros datos personales. Sin embargo, posiblemente sea más importante ese concepto de Web implícita, las redes que se pueden establecer entre distintos servicios, y cómo un perfil de usuario puede ser muy completo y fiable sin tener que recurrir a la identificación, registro o medidas percibidas como intrusivas, propiciando mecanismos para el intercambio de información entre servicios que ayuden a mejorar ese perfil y con él la oferta personalizada a cada usuario.

El artículo está dentro de una serie que ha tratado los motores de recomendación, o la “economía de la atención“.

Citando a:

Berkeley Labs: tecnología biomimética para la búsqueda y descubrimiento de música

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (No valorado aún)
Loading ... Loading ...

En el Lawrence Berkeley National Laboratory (LBNL), gestionado por la Universidad de California (UC), se gestó hace unos dos años la tecnología “Playable Search” en la que se basa SeeqPod. El nombre de esta tecnología viene de que los resultados de la búsqueda o descubrimiento (URLs) se transfieren a una lista de reproducción. Y como SeeqPod integra un reproductor, puedes escuchar (música) o ver (vídeo) los URLs resultantes .

200710091518.jpg

SeeqPod is a totally different breed of search and discovery technology provider, because we believe that one day, everything will be ‘playable’. Hence we have embraced the term ‘Playable Search’.

The team at SeeqPod is passionate about technology as well as music. So first we decided to apply some pretty sophisticated technology to music and video search so that anyone, anywhere can mine the deepest crevices and corners of the Web for media that is publicly available, yet not always easy to find.

Currently in Beta, SeeqPod’s first consumer site empowers users by allowing them to search and discover music and video all over the Web. Our intelligent software robots work with targeted crawling systems to auto-submit content to the site. This, combined with user submissions, results in a large and rich search and discovery index. This process can be viewed in real-time via the PodCrawler.

Born out of UC’s Lawrence Berkeley National Laboratory (LBNL), ‘Playable Search’ is made possible through biomimetic search & discovery technology, a method that mimics the way the human mind might use context to make and recall associations, an approach which relies on context by finding the hidden relationships in digital content and data.

SeeqPod has provided public access to its technologies through SeeqPod Media Search, Recommendation and Discovery Services (SMSRDS), a REST-based API. SMSRDS enables third-party developers to easily integrate SeeqPod technologies into social networks, ad networks, and other consumer applications, and improve their user’s experience in new and novel ways.

SeeqPod ha vuelto a ser noticia porque le da al nuevo Apple iPod Touch/iPhone la capacidad de acceder mediante un interfaz simplificado a una librería de música mayor que la disponible en iTunes: todo lo que haya en Internet. Es importante insistir en que los contenidos están ya publicados y SeeqPod es simplemente un buscador, por tanto no almacena contenidos (ni legales ni ilegales).

En el encuentro “The SF New Tech Meetup” que se celebra hoy 9-oct en el club Fat City de San Francisco se presentarán los últimos avances de SeeqPod y también las tecnologías alternativas que utilizan Pandora, Jambase, Strayform y Songbird.

Google, una tendencia por si misma

1 Malo2 Mejorable3 Normal4 Bueno5 Excelente (No valorado aún)
Loading ... Loading ...

Cada movimiento de Google es mirado con atención; los medios especializados y generalistas están expectantes ante cada anuncio; todas sus acciones son estudiadas, analizadas y publicitadas universalmente; si no existieran ya -muchos- blogs sobre Google, habría que crear alguno.
Las acciones de Google son capaces de crear tendencias, por lo que no deja de ser una ironía que haya anunciado una revisión de su propio buscador de tendencias. Hasta ahora publicaban anualmente una lista de las búsquedas más populares de sus usuarios, lo que tenía como principal utilidad práctica conocer las preferencias de los internautas con respecto a cantantes femeninas. Ahora, ese ránking de búsquedas ha pasado de anual y elaborado manualmente, a diario y automático.
El nuevo Google Hot Trends, además de una herramienta muy útil que permite conocer y comparar el historial de términos en el buscador, va a mostrar las 100 cadenas de búsqueda que han tenido una variación más importante en el día. Para cada una de ellas permite consultar información relacionada que las pueda poner en contexto como noticias y otros contenidos, así como el origen geográfico (al menos en Estados Unidos). La herramienta promete, sobre todo para estudiosos de las tendencias sociales y el márketing en la red. No obstante, sus carencias han sido destacadas por un artículo en TechCrunch por no relacionar búsquedas casi iguales (el ejemplo de “Legless Chihuahuas” y “Legless Chihuahua”). Otras revisiones del mismo servicio no han sido muy benevolentes.
Hay que señalar que haciendo mucho menos ruido, Yahoo! ofrece un servicio similar: “Buzz Index Movers“.

Google Hot Trends

Por si fuera poco, hay un río continuo de declaraciones de gente tan señalada como Eric Schmidt, su ubicuo CEO (con tal presencia en los medios y en ferias y congresos que parece que es esa su principal dedicación), recogidas en Financial Times acerca de la vocación de Google como “organizador” de la vida, haciendo recomendaciones que van más allá de la música o las compras: qué trabajo es más conveniente, o qué hacer un día cualquiera. Obviamente está hablando en futuro, si bien muchos de los movimientos realizados en los últimos tiempos se entienden mejor en un contexto de captura de información acerca de la información que define a cada persona: mejoras en la página de inicio, nueva barra de navegación, búsquedas personalizadas (guardando las búsquedas realizadas por un usuario), e incluso la adquisición de Double Click. Todo ello puede leerse como un esfuerzo hacia una mayor personalización por medio de la recomendación, lo que se puede unir a los movimientos dirigidos hacia la internacionalización y el multilingüismo. Una vez más, no son los únicos, y también Yahoo! está haciendo importantes cambios en su herramienta de búsquedas, monitorizando la actividad de los usuarios para ofrecer servicios más personalizados y recomendaciones más ajustadas.

Por último, y retomando el inicio de esta entrada, ya excesivamente larga, ha transcendido la inversión de Google en “23andMe Inc.“, una compañía de biotecnología cuyo propósito es ayudar a la gente a obtener sus perfiles genéticos, relacionarlos con los de su familia y ancestros, y así obtener información (¿recomendaciones?) más ajustada (¿personalizada?) sobre su salud, al menos de momento. ¿Google quiere conocer nuestro ADN? ¿Recomendaciones según perfiles genéticos? ¿Una “herramienta de información del genoma humano propio de los ciudadanos”? Además de estas posibles, que están haciendo correr ríos de tinta electrónica, hay otra “conexión” con Google: la mujer de uno de sus fundadores lo es de esta compañía.

Quizá estas noticias tendrían menos repercusión si se recordara que, como promedio, Google adquiere una nueva compañía a la semana.

Vía: google.dirson.com, El Navegante, Newsvine, Reuters, InfoWorld, NYTimes, KurzweilAI, Techcrunch (y este otro), Read / Write Web, Genbeta,y FT.


Entradas relacionadas: