Los empleados deciden en qué idioma publican sus entradas.
Puedes encontrar más contenidos seleccionando el idioma inglés en el enlace superior.

¿Dispone el iPhone CDMA de diversidad de recepción?

Según las noticias que nos llegan desde el otro lado del Atlántico, la cobertura para el servicio de voz del iPhone CDMA (que opera en la red de Verizon Wireless) parece sensiblemente mejor que la del iPhone UMTS, al menos en las ciudades en las que trabajan un buen número de periodistas tecnológicos (San Francisco y Nueva York). Esto se atribuye normalmente a que la red de Verizon es más tupida que la de AT&T o  a que la tecnología CDMA (por eso de ser 100% americana, y no francesa, como GSM) es superior en este sentido (aunque también parece que las velocidades de datos en ambos sentidos del enlace son notablemente superiores para UMTS).

Lo que de momento no se ha considerado es que esto pueda deberse, al menos en parte, a que el iPhone CDMA incorpore diversidad de recepción, lo que ayudaría a mejorar la calidad de la señal recibida. Diversidad de recepción significa, básicamente, que la señal se recibe a través de más de una antena y que las señales procedentes de cada una de ellas se combinan de forma más o menos inteligente (dependiendo del tipo de receptor) para mejorar la calidad de la señal demodulada. No es en absoluto una tecnología nueva, pero no se ha utilizado comunmente en los móviles debido a la dificultad de poder disponer de espacio suficiente para colocar las dos antenas (para que sea efectiva, las señales que se reciben por cada antena deben estar suficientemente decorreladas).

Algunos móviles del sistema 2G japonés PDC sí incorporaban diversidad de recepción, como también la tienen algunos pinchos USB para datos. El primer móvil CDMA del que se dijo que soportaba diversidad de recepción fue el Droid de Motorola para Verizon Wireless. La diversidad también se puede implementar en la red, para mejorar la calidad del enlace ascendente. Mientras que en Europa se utiliza diversidad por polarización, basada en el uso de antenas con polarización cruzada, que permiten reducir el tamaño de las mismas, Verizon implementa en buena parte de su red diversidad espacial, con tres (y no dos, como era frecuente en Europa antes de que las normativas obligaran a cambiar el método) antenas físicamente separadas entre sí para que la señales que lleguen a cada una de ellas no estén correladas.

Lo que nos lleva a pensar que el iPhone puede tener diversidad es es el hecho de que el diseño de la antena externa del iPhone ha cambiado para la nueva versión, con dos nuevas separaciones que no parecen tener mucho sentido si no hay algo más que las justifique.

Y no se trata de resolver el problema de sintonización que es el causante de una pérdida de señal cuando se toca un determinado punto de la carcasa (sin necesidad de tapar con la mano la localización de la antena, lo que, gracias a la campaña informativa que en su día Apple realizó, sabemos que genera pérdidas en todos los móviles del mundo), ya que el problema parece persistir. Esperemos que los despieces del móvil que sin duda se producirán en los próximos días nos permitan verificar si esta hipótesis es correcta.

Si se plantea la pregunta de si es posible implementar diversidad de recepción en un móvil UMTS, la respuesta es que, en principio, sí, aunque hay algunos problemas que habría que examinar antes de dar una respuesta definitiva (en UMTS, por ejemplo, se soportan 5 bandas de frecuencia de operación, mientras que en CDMA solo son dos).

Post extraído de la red de blogs de Telefónica I+D. Autor: Ignacio Berberana Fernández Murias

Compártelo en :

Compartelo en Tuenti Compartelo en Facebook Compartelo en Twitter

Comentarios

Los comentarios están cerrados.